domingo, 8 de diciembre de 2013

¿A quién le cuesta llegar a final de mes?

Muchas familias tienen que hacer auténticos malabares para afrontar los gastos más indispensables; incluso, algunas familias apenas distinguen mediados de finales de mes. Con los insignificantes ingresos que entran en muchos hogares, ni un mago de las finanzas conseguiría pasar el mes sin privaciones importantes.

 Por desgracia, hay que resaltar a quienes dependen de la ayuda familiar (conocida como subsidio de desempleo). No consigo imaginar como 426 euros al mes dan para sacar adelante a una familia, máxime si tienen hijos.
Muchos lorquinos se encuentran en ésta difícil situación, viendo con impotencia como ésta crisis económica les supera. Por si esto fuese poco, impuestos como el IVA, que pagamos todos, no dejan de aumentar. Por no hablar de los numerosos recortes.

Para más inri, escuchamos a muchos políticos hablar sobre austeridad: "Tenemos que hacer grandes sacrificios para salir de ésta crisis".

Para predicar con el ejemplo, desde el ayuntamiento de Lorca se tomaron varias medidas: En 2010 fue aprobada una reducción del sueldo del 9% para el alcalde, un 7% para los concejales con dedicación exclusiva y 5% los concejales con dedicación parcial. En 2012, otro acuerdo del pleno, decidió suprimir la paga extra de Navidad para el alcalde y los concejales.

Lo que no se menciona en ninguna de esas noticias es el sueldo que pasaron a cobrar nuestros representantes. De cara a la galería, esa reducción está muy bien, ya que ofrece la imagen de que los políticos lorquinos también se están sacrificando. De cara a los ciudadanos, quizás no tanto.

Tras las elecciones municipales del 2011, en uno de los primeros plenos del ayuntamiento lorquino, se fijaron los sueldos que cobrarían  para los próximos cuatro años nuestros políticos. A saber:

-       El Alcalde, 4.576.57 euros mensuales
-       Los doce concejales con dedicación exclusiva, 3.367.34 euros/ mes
-       Los cuatro concejales con dedicación parcial, 1.616,70 euros/ mes.
-       Para los concejales que no ostenten cargo con dedicación exclusiva o parcial, 400 euros por cada asistencia pleno o a comisiones.

Por supuesto, a estos sueldos hay que sumarle dos pagas extras al año, y también las correspondientes dietas.

Si hacemos números, las cifras resultan insultantes. El alcalde se embolsará al cabo de sus dos legislaturas, algo más de medio millón de euros (511.500 euros). Los concejales a tiempo parcial, cuya dedicación es de quince horas semanales, obtendrían por cada hora trabajada entorno a 27 euros. Recordemos que el salario mínimo interprofesional está fijado en poco más de 3 euros la hora, apenas 25 euros la jornada completa.

Ésta información está extraída del Boletín Oficial de la Región de Murcía (BORM), aunque debería ser mucho más accesible. La falta de transparencia, es uno de los principales defectos de nuestra administración pública.
Si los habitantes de Lorca hubiésemos conocido de antemano los salarios que nuestros políticos se pusieron, más de uno habríamos estado en contra.

A la falta de transparencia, hay que unir la falta de sensibilidad. Recordemos que en Julio de 2011, cuando se fijaron estos sueldos, los lorquinos, sufríamos hace ya varios años los efectos de la crisis. Con estos salarios, es comprensible que haya tantas personas que quieran ser políticos, claro está, para llenarse los bolsillos.

Por ello me indigno cuando escucho a hablar de austeridad. ¿Austeridad para quién? Austeridad para los empresarios autónomos que no pueden pagar las facturas, austeridad para los padres que no puedan pagar la universidad de los hijos, austeridad para aquellos trabajadores que ya quisieran ser mileuristas.

Para concluir, aplaudo las rebajas salariales de nuestros dirigentes, o medidas como la que tomó nuestro alcalde suprimiendo el coche oficial. Pero en un país donde cada vez se pasa más hambre, nuestros políticos tienen un sueldo desmesurado. Está claro que no todos tienen problemas para llegar a final de mes.


Martín Alberto Girona Muñoz

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Me gusta

Twitter