martes, 12 de noviembre de 2013

Las dos caras de la política

Es una opinión común que los ciudadanos mostramos desconfianza hacia aquellos que nos gobiernan, y en lo que respecta a nuestros representantes políticos, Lorca no parece que sea una excepción.
Muchas veces, este rechazo a nuestra clase política se achaca a casos de corrupción que saltan a la palestra pública. Ahora, la población se muestra mucho más reticente a pasar por alto la desviación de dinero público que en anteriores épocas de bonanza económica.

Otras opiniones bien fundadas, advierten que los ciudadanos ven una estrecha relación entre poder político y poder económico, es decir, que la gente que toma las decisiones en “pro” del interés general, muchas veces está influenciada por instancias económicas que favorecen los intereses de unos pocos adinerados. Basta mencionar las palabras “rescate bancario” para hacernos una idea.

Pero personalmente, si hay algo que de verdad me irrita como ciudadano, es que cuando un partido alcanza el gobierno, éste se olvida de todo aquello que prometió antes de las elecciones, y el partido que pasa a la oposición reprocha cosas que en su momento no consideró realizar cuando gobernaba.

Esta semana hemos visto que el grupo parlamentario del PSOE en el congreso (a instancia nacional), ha presentando una enmienda a los presupuestos para incluir un fondo adicional con 90 millones de euros para la reparación y reactivación de la economía lorquina tras los terremotos. 

Más de uno podría pensar que el partido socialista lorquino, tuvo el momento para presionar y conseguir una propuesta con gran cuantía económica cuando estaban gobernando a nivel nacional, y que actualmente tienen pocos motivos para reclamar dicha enmienda ahora que el PP está en el gobierno. Todo esto nos puede hacer pensar que esta reclamación viene promovida por un interés populista y no político, ya que es obvio que no hay intención de aumentar la partida de gastos presupuestarios, como en su día tampoco lo hizo el PSOE.

Hay que mencionar que durante 2011 hubo varias medidas realizadas por el PSOE nacional: una comisión mixta, varios reales decretos legislativos, etc. En ese momento desde el PSOE lorquino, se defendían las actuaciones realizas a capa y espada, y se achacaban los problemas a la comunidad autónoma. Mientras tanto, era el Partido Popular quien reclamaba más dinero desde instancias nacionales, pero según parece la situación ha cambiado mucho porque hace apenas unos días el portavoz del PP en Lorca,  defendió las actuaciones en marcha (plan Lorca +) negando que fuese necesaria una mayor inversión.

El refranero español, tan duro y tan sabio en ciertas ocasiones, nos ofrece una frase que nos guiará para alcanzar una conclusión... “piensa mal y acertarás”. 

Pensando mal, es más fácil echar balones fuera, diciendo que la culpa la tiene alguna administración que esté gobernada por otro partido, antes de pedir responsabilidades a los que son tus compañeros o superiores.

Pensando mal, es sencillo cambiar el discurso para arañar unos cuantos votos. Los grupos políticos que están en la oposición, realizan propuestas que implican un sacrificio (en este caso económico) porque saben que no tienen que preocuparse de cómo realizarlas (o financiarlas). En cambio cuando llegan al poder, todo ello se les olvida fácilmente. 

Por todo ello, cuando los ciudadanos pensamos mal, o simplemente pensamos, mostramos este desafecto creciente por nuestros políticos. La solución ante ello, que no es otra que enfrentarse abiertamente ante los miembros de tu partido y defender los intereses de aquellos a los que representas, parece que sea un precio demasiado alto que pocas personalidades políticas están dispuestas a asumir.

Martín Alberto Girona

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Me gusta

Twitter